Las maestras o representantes de los niños podrán imprimir y

recortar estas tarjetas que servirán de material de base para

que de una forma sencilla los niños puedan empezar a reconocer

las letras. Si imprimen dos de cada una también podrían

jugar "Memoria"